Los traumatismos que afectan a la muñeca con cierta frecuencia acaban generando un volumen cicatricial que puede acabar englobando a los tendones que se hayan delante suyo. Los que acostumbran a sufrir más estas consecuencias son especialmente los tendones flexores de los dedos, especialmente el profundo que es el que se haya justo delante del radio.

Las patologías en las que podemos encontrar con más frecuencia estos problemas son en fracturas de extremo distal del radio y especialmente las cirugías que intervienen en la cara anterior de tercio distal de antebrazo ( zona 5 ) y en muñeca (zona 4).

Poder reconocer sus alteraciones y localizar estas adherencias nos permitirá ser más resolutivos en su tratamiento. Aquí os dejo una técnica que para estos casos puede ser muy útil, eso si, ojo con la sintomatología nerviosa!

Hasta pronto!